Diciembre 2015

Oh Jesús mío, me encuentro en esta tristeza por las almas.
Sigo una y otra vez comprobando la falta de fe,
de entrega, de abandono en tus hijos,
y eso causa en mí un gran dolor.
Dicen amarte, seguirte,
y como Tú, Tú, Señor, tantas veces me has dicho:
Se aman a sí mismos…
…y sus propias justificaciones son el reflejo
de su vida interior pobre y vacía.

2015.12 Diciembre

Recordarle la importancia de meditar los mensajes para su mayor comprensión y puesta en práctica.
Le informo que los mensajes están transcritos y revisados por:

  • Rvdo. Manuel Escariz
  • Rvdo. José Ramón García
This entry was posted in Mensaje. Bookmark the permalink.