30 Marzo 2014

Estando un grupo de nazarenos en un lugar de Castilla en una celebración, aconteció un grave suceso en que una persona fue tentada, saliendo malhumorada del lugar, tomando el coche y huyendo a gran velocidad.
La preocupación de los presentes era grande pero el Señor, que nunca nos abandona, derramó su Gracia y el poder de su Amor para recuperar esta oveja perdida.

2014.03.30 Castilla-León

Recordarle la importancia de meditar los mensajes para su mayor comprensión y puesta en práctica.
Le informo que los mensajes están transcritos y revisados por:

  • Rvdo. Manuel Escariz
  • Rvdo. José Ramón García
This entry was posted in Mensaje. Bookmark the permalink.